La pregunta estilística del millón…

por | Jun 1, 2011 | Estilismo personalizado, Fashion Styling, Personal Styling | 0 Comentarios

 

Y hoy qué me pongo?!

 

Esa ha sido una pregunta con la que creo que muchos hombres y mujeres han tenido que lidiar     constantemente…

Nos paramos frente al ropero y nuestra mente… se bloquea! (o vemos tan pocas opciones que no sabemos cómo hacer para no lucir repetitivos, o tenemos tanta ropa que compramos emocionados pero nunca supimos cómo utilizar, en fin! los casos son multiples!)

Me encanta colaborar con aquellos que no tienen el tiempo o la paciencia de resolver el dilema, pero sé que no todos ni todo el tiempo se puede contratar a un profesional para una tarea DIARIA como esta 😛

Por eso aunque por obvias razones siempre recomendaré hacer uso de servicios profesionales en el tema, hoy  quiero hablar de algunas recomendaciones básicas para remediarlo.

 

 

 

Necesitas PENSAR…. sí, es curioso pero aunque creemos desgastar el cerebro pensando qué ponernos realmente no lo hacemos, solo miramos nuestra ropa siempre de la misma forma.

Algunos asumen el vestir como un tema superficial e irrelevante, pero tiene más influencia sobre el ser humano de lo que imaginan, es tu tarjeta de presentación cuando no usas palabras con los demás.

Por eso al momento de decidir qué comprar o qué ponerte PIENSA bien.

 

Puedes hacerte preguntas básicas que te ayudarán a aclarar y despejar la idea como:

-Qué quieres lograr con lo que te vas a poner?

Dependiendo de lo que quieres escoges lo que debes

 

-Será apropiado para el lugar al que me dirijo, bien recibido por la audiencia que tendré?

Siempre es importante no perder los buenos modales aun en esto, y la cortesía parte de nuestra consideración hacia los demás. Entonces haz uso de la sensatez, piensa en el respeto a quienes te verán; podemos marcar nuestro estilo que se lleva de adentro hacia afuera, pero será aun mejor si no pasamos por encima de lo importante para los otros.

 

-Y por último, sabiendo cómo quiero verme y hacia donde me dirijo con ese vestuario, qué se ve mejor en mi cuerpo y según mi tipo de color?

Con preguntas básicas como estas y siendo muy sinceros frente a nuestro espejo podremos concretar la idea más fácil y tomar una mejor decisión.

 

Cuando aun tienes dudas nunca sobra pedir una segunda opinión! 😉